Header Ads

20 Disfraces de mierda para Halloween con los que te encantaría verte puestos

HALLOWEEN

Se acerca la fiesta de Halloween, y con ella esa peculiar manera de mandar al carajo la idea de que tengas que disfrazarte forzosamente de una temática siniestra acorde al significado del día señalado. Hay gente que se disfraza de lo primero que pilla, de bollo pan, de recortes de otros disfraces o incluso hay gente que junta a última hora cuatro prendas viejas de esas que solo usas para hacer chapuzas de casa los domingos, y te convences que estás en la onda cuando en realidad eres el mierda del grupo, pero bueno, es tu mierda de disfraz y lo luces con orgullo.

Hemos recopilado algunos disfraces de mierda para que te inspires en Halloween y te hagas alguno.


1. Ecce Homo
Cúbrete con un trapo o una túnica. Con una cartulina y un palo tendrás un disfraz más barato que una ración de perejil pagada a plazos.


2. Patty y Selma
Empólvate bien el careto y los brazos en curry. Búscate un vestido del chino de la esquina, y compra una peluca que se medio parezca, a no ser que ya vengas de fábrica con la pelambrera así. Eso sí, siempre has de ir en pareja y con un cigarro en la boca, y trata de toser moscas.


3. El Resplandor
Pártete una tabla en la cara. Búscate un chalequillo rojo sangre y hazte de un hacha. Si no tienes hacha no trates de sustituirla con una palo de fregona porque vas a parecer gilipollas. Ya tienes tu disfraz de Nicholson.

4. Leeloo
Vuélcate un bote de colorante alimentario en el pelo y date con el secador hasta achicharrártelo, así conseguirás el efecto 'pajarraca' encima de la cabeza. Quédate en calzoncillos tipo slip, que sean blancos. Píllate el sujetador del bikini a tu hermana, que sea blanco también. Y después ponte vendas así en la barriga y en los muslos. Si no tienes botas usa unas chanclas. Hazte un poco loca del coño y listo, serás Leeloo de El Quinto Elemento.

5. Zoiberg
Este disfraz es muy baratito. Róbale la bata a un médico o a tu colega que estudia en Bellas Artes. Ponte un gorro de natación. Recorta dos discos de cartulina y pégatelos en la gafas como si fueras idiota. A continuación métete un guante rosa de latex de los del super en la boca, con los dedos cayendo hacia abajo. Ya lo tienes!


6. Tenitente Taylor (Forrest Gump)
Este disfraz es muy guapo. Métele esponja a un camisa cutre que tengas, abróchala bien y amárrate las mangas como si un muñeco te rodeara. Ponle arriba un careto de Tom Hanks con gorra, si es sobre cartón-pluma será más rígido. Mete esponja de igual manera a unos shorts de guerrilla y cóselos a la parte delantera de tu pantalón, así parecerán tus piernas amputadas de Taylor. Átate un pañuelo hippie en la chorla, píntate una barba rollo papel de lija y en la boca ponte un puro reventado con un petardo de 20 pavos.

7. Walt Disney
Cómprate una nevera del chino y ábrele con un cute una compuerta para asomar tu rostro. Abre por abajo otro agujero para meter la cabeza. En la base pon mucho algodón, mucho. En la parte superior, en la parte interior de la tapa de la nevera, pega un detector de billetes falsos, de esos de luz negra. No tienes por qué ser Walt Disney, si te pareces a otro muerto, escribe su nombre en el lateral por si acaso.


8. Axl Rose
Búscate un pañuelo de esos de sanguijuelas y póntelo sobre la peluca de pelo liso. Pégate entre 15 y 30 calcomanías en los brazos. Ya solo quedan unas gafas de aviador, pintarte la barba con un Carioca naranja, y ponerte un cigarro hábilmente pegado al labio de arriba. Si te pillas un botellín, lo bordas.


9. Hora de Aventuras
Para ser Finn, el niño de Hora de Aventuras basta con llevar la ropa del mismo color y ponerte una mochila. Lo complicado es el casco ese blanco que lleva en la cabeza. Se puede solucionar fácilmente con una bolsa de plástico. El tema es que las orejas han de estar empinadas, pero con esos cuernos que tienes no tendrás problemas para simularlas.


10. Heredero de Cambridge
Si quieres ser el hijo del príncipe Guillermo, sigue estos pasos, pero también puedes hacerlo con más famosos. Cómprate un muñeco de bebé y córtale la cabeza. Mételo en un canguro y colócatelo a la altura de la cabeza. Ponte en el cuello de la camisa un cartón-pluma con una foto impresa del famoso que te salga del.... y bébete un botellín, siempre un botellín, que no falte la cerveza.


11. Aguacate
Compra una cartulina grande y recórtala en forma de pera. Si la compras de color verde te ahorras pintarlas, pedazo de inútil. Abrele dos boquetes midiendo bien donde asomar el careto y la panza de tocineta que tienes.


12. Kit porrero
La temática porril o temática porrera es un clásico entre los clásicos. Un recurso fácil, más fácil que abrir un bar y ponerle de nombre Don Café. Si vas a disfrazarte de canuto, hazte un tubo de gomaespuma o de cartón y gástate los dineros en encolarlos bien, que queden flexirígidos. Píntalo de blanco o marrón, como el papel de fumar. Por el lado por el que el porro prende mecha, líate a poner papel albal (papel plata, para los del otro lado de Despeñaperros), y echa un puñao de brillantina roja y naranja. Si vas a hacer de bolsa de marihuana, píllate la bolsa donde venía el último edredón que compraste. Pulverízalo por dentro con fijador y esparce por todo el interior tres botes de orégano o albahaca, para dar el efecto de que la bolsa viene bien servida. Fúmate un porro.


13. Sheldon y Amy
Tenemos BigBangTheory hasta en sopa y poco tiene que ver con Halloween, pero mira, a tomar por culo. Cómprate la camiseta de Sheldon si vas a ser él. Cómprate una rebeca en el C&A o en algún puestecilllo del festival de EtnoSur de Jaén, y pilla unas gafas si vas a ser Amy. Si no eres un tanto más alto que ella, métete un palo por el culo y sube unos centímetros de estatura.


14. Elliot
Búscate una sudadera roja con capucha. Toma prestado el canasto de supermercado (y devuélvelo, rata). Para hacer el monstruo (ET), compra un codo de tubería PVC de 50mm mínimo, y envuélvelo en una toalla como si estuviera malito. Imprime su cara en un folio y pégalo con celo. Para darle un poco de forma al cuerpo, mete magdalenas en la toalla, y así tienes para comer luego cuando te de hambre en la calle.


15. Rajoy caminante
Ponte el atuendo de los domingos cuando vas a por el periódico y a por un cartón de churros (porras para los del otro lado de Despeñaperros). Camisetita o polo, bermudas oscuras y, muy importante, los calcetines bien subidos. Camina de forma hidráulica, como si fueras el primero robot de la historia hecho ayer, y levanta los codos mucho, como si estuvieras rodando un anuncio de desodorantes.
Camina rápido. Si te insultan, habrás logrado clavar el disfraz de tu vida.


16. Han Solo
Saca de donde sea un cartón y ábrele tres agujeros. Fórralo de papel albal (papel plata). Hazte unos guantes también con papel albal. Si eres inteligente sabrás qué parte de tu cuerpo va metida en cada agujero.


17. Joffrey Baratheon
Coge una cortina de la casa de prima segunda y hazte un kimono. Coge un porta macetero antiguo o un cenicero barroco y colócatelo como corona, porque otra oportunidad de ser Rey no vas a tener en tu puñetera vida. Píntate con un pintalabios o con sirope de fresa unos hilos de sangre saliendo de la napia, en plan como si te hubieras hartado de farlopa.


18. Camiseta del Che
Disfrázate fácilmente de camiseta del Che. Mete un cartón dentro de una camiseta roja y abre un agujero en el mismo lugar, a la altura de la barriga. Déjate barbita y pelito y píntate la cara de rojo como si hubieses enterrado la cara en una espuerta de lava. Ponte un gorro y ponle al gorro un pin de Rage Against The Machine.


19. Narcos
Estáis muy flipados con Narcos y no puedes evitar desear su disfraz en Halloween. Cómprate un polito color café con leche, o barra de helado de vainilla/café. Vaqueros y zapatillas, no se lo saltes. Ponte un peluca negra, rollo pelo alborotado y ponte un bigote rollo "felpudo de mocos". Ahora ya solo pon acento de telenovela del que no tienes ni puta idea y ya está. Di mucho eso de "iueputa" como si fueras mongolo y serás el rey de la fiesta.


20. Pan bimbo
Este disfraz no es para ti, es para tu mascota. Si tienes perro, sería genial. Saca todas las rebanadas de un paquete de pan de molde. Abre el plástico con unas tijeras y cubre al perriche. En la cola, colócale el alambrito. Y ahí lo tienes, míralo que rico. AYYY!!! ¿NO ES PA COMÉRSELO??





Con la tecnología de Blogger.